SIN NOVEDAD EN EL ALCAZAR 1940: B/N: 120′



CINTA SIN CENSURA PREVIA DE 120 MINUTOS -CONSEGUIDA EN LA FILMOTECA NACIONAL.-

LA VERSION QUE SE VENDE EN LA CALLE ESTA CENSURADA Y DURA 89 MINUTOS-NO SE SABE QUIEN ES QUIEN..???
SIN NOVEDAD EN EL ALCAZAR

1940: Drama: BLANCO Y NEGRO : 120 min.
Productora: UFISA,  Film Basoli.
Director: Augusto Genina.
Guión: Augusto Genina,  A. de Estefani,  Pietro Caporilli,
Fernando Fernández de Córdoba.
Fotografía: Francesco Izzarelli,  Vincenzo Seratrice.
Música: Antonio Beretti.
Decorados: Gastone Medin.
Intérpretes: Fosco Giachetti,  Mireille Balin,  María Denis,
Rafael Calvo,  Andrea Cecchi,  Aldo Fiorelli,  Silvio
Bagolini,  Carlo Tamberlani,  Carlos Muñoz.
Rodaje: Coproducción hispano-italiana.

Sinopsis:
Exaltación de la heroica resistencia del Alcazar de
Toledo durante la guerra civil española, defendido por
militares franquistas, al mando del coronel Moscardo,
frente al asedio de las milicias republicanas. Con las
incidencias bélicas – los sucesivos ataques de los
sitiadores, los bombarderos de la artillería y aviación,
la explosión de una mina – se detalla también la vida
cotidiana de la población civil, con nacimientos
muertes y amores, refugiada en la fortaleza. Las
fuerzas del general Varela liberan al fin a los
supervivientes del asedio.

Cita:
” Augusto Genina expuso la razón que le había llevado
a realizar “Sin novedad en el Alcázar”: su película sería
una respuesta a “El acorazado Potemkin” soviético,
“film de la revolución desdructora”, pues mostraba en
el episodio del Alcázar una “revolución constructiva”.
Con un rodaje en Cinecitta con asesores militares
españoles y precedido por seis meses de
preparativos, “Sin novedad en el Alcázar” se convirtió
en uno de los títulos más ejemplares de la épica
franquista, virtud reconocida por la Copa Mussolini
concedida al film en la Mostra de Venecia de 11940.
(…)
“El anti-Potemkin de Genina proporcionó a los fascistas
una de las epopeyas más presentables de toda su
producción. En ella se reviviría la gesta del general
Moscardó sacrificando a su hijo por su causa política,
gesta que los niños españoles parangonaron durante
años el sacrificio de Guzmán el Bueno en el sitio de
Tarifa. (…). Cuando se presentó en Venecia… sedujo
incluso a los críticos más exigentes. Michelangelo
Antonioni, por ejemplo, escribió: “es un film rugoso, un
film de guerra que tiene sus raices escrupulosamente
hundidas en la historia y en la historia reciente (…) Lo
que ocurre en el interior del Alcázar un poco la vida de
un pueblecito, con sus nacimientos, sus muertes y
sus historias de amor. Se ha hablado de “Alcázar”
como de un film coral, un film de masas: es verdad en
parte. Porque el sentido épico de la obra, en nuestra
opinión, se desprende también del sacrificio y del
drama singular: ahí reside el mayor valor del trabajo”.
De hecho la astucia del film, que quiere ser una
reconstrucción dramática de acontecimientos
históricos reside en su estructura narrativa fundada en
fórmulas dramaticas y comercialmente sólidas. La
primera procede del maniqueismo del western y, más
precisamente, del western basado sobre el modelo
de “fuerte asedio”, lo que permite a Genina desarrollar
la bipolaridad soldados-indios según un nuevo
registro político” (Román Gubern en “1936-1939: la
guerra de España en la pantalla”. Filmoteca Española.
Madrid, 1986.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: