LOS ULTIMOS DE FILIPINAS 1945: B/N : 95′


los-filipinos.jpg
LOS ULTIMOS DE FILIPINAS

1945: Histórica: BLANCO Y NEGRO : 97 min.
Productora: C.E.A.,  Alhambra Films.
Director: Antonio Román.
Guión: Antonio Román,  Pedro de Juan,  Enrique Llovet,
Enrique Alfonso Barcones.
Fotografía: Enrique Guerner.
Música: Manuel Parada.
Decorados: Sigfrido Burmann.
Montaje: Bienvenida Sanz.
Intérpretes: Armando Calvo,  José Nieto,  Guillermo
Marín,  Fernando Rey,  Nani Fernández,  Juan Calvo,
Manuel Morán,  Carlos Muñoz,  Manuel Kaiser,  José
Miguel Rupert,  Tony Leblanc,  Conrado San Martín,
Santiago Rivero,  Pablo Alvarez Rubio.
Vestuario: Manuel Comba,  Hermanos Peris.

Sinopsis:
Un grupo de soldados españoles, al mando del capitán
Las Morenas, resiste heroicamente contra el enemigo
tagalo en la localidad de Baler, en las islas Filipinas,
dentro de una iglesia que les sirve de refugio. La
guerra finalizó meses antes, pero ellos no se dan por
vencidos, y aguantan embiste tras embiste.

Comentario:
Una de las películas bélicas más populares de las
realizadas durante el comienzo de los años cuarenta.
Con el paso del tiempo, la canción que en ella
interpretaba Nani Fernández, que asumía un
personaje de nativa tagala enamorada de un soldado
español, “Yo te diré” , se convertiría en uno de los
muchos símbolos artísticos de la posguerra
española.

Cita:
“Tiene un ambiente claustrofóbico al que colaboran las
muchas escenas de noche que hay en la película y la
situación de encierro mantenida en los dos últimos
tercios. Hay escenas bélicas rodadas con verismo y
apoyadas en la magnífica fotografía de Enrique
Guerner” (Fernando Méndez Leite en “Historia del cine
español en cien películas”, Ed. Jupey, 1988).
“Los últimos de Filipinas”supo a la perfección
aproximarse a los intereses ideológicos y
argumentales que parecían dominar en el panorama
cinematográfico de aquellos momentos. De una parte,
la trama retomaba parte de la ya casi lejana historia
colonial española, en una reconstrucción sin
concesiones objetivas y de otra parte se aventuraba
abiertamente en el género que tenía las gestas
heroicas como base fundamental del relato.
Combinando una y otra posibilidad narrativa, Antonio
Román sabe con habilidad hacer avanzar una acción,
demostrando su eficaz dominio del oficio de contar
situaciones en imagen. Para ello, el realizador gallego
emplea fórmulas de clásico efectivismo, cuyo
rendimiento de cara al espectador gallego emplea
fórmulas de clásico efectivismo, cuyo rendimiento de
cara al espectador parece nunca desmerecer sus
concretas pretensiones. Así, junto a los episodios de
exclusivo contenido bélico, en todo momento
marcados por la valiente actitud de los soldados
españoles utiliza recursos emotivo-argumentales,
como el alto concepto del compañerismo, la
constante expresión de la añoranza y, en definitiva, la
sabia puesta en práctica de situaciones que obtengan
las respuestas más puramente sentimentales”.
(Enrique C.García Fernández en “Historia ilustrada del
cine español”. Editorial Planeta. Barcelona, 1985).

Premios:
1946; Sindicato Nacional del Espectáculo, Primer
Premio, Mejor Película, Antonio Román

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: