LA VIDA EN UN HILO 1945: B/N. 92′


LA VIDA EN UN HILO

1945: Comedia: BLANCO Y NEGRO : 92 min.

Productora: Producciones Neville.
Productor: Edgar Neville.
Director: Edgar Neville.
Guión: Edgar Neville.
Fotografía: Enrique Barreire.
Música: José Muñoz Molleda.
Decorados: Sigfrido Burmann.
Montaje: Mariano Pombo.
Intérpretes: Rafael Durán,  Conchita Montes,  Guillermo
Marín,  Julia Lajos,  Alicia Romay,  María Bru,  Eloísa
Muro,  Juana Mansó,  Joaquín Roa,  Julia Pachelo,
Manuel París,  Enrique Herreros,  Rosario Royo,
Joaquina Maroto,  María Saco.
Derechos: Video Mercury.

Sinopsis:
Una joven emprende un viaje después de la muerte de
su marido. En el tren coincide con una vieja
adivinadora de un circo. Para pasar el rato, la
adivinadora le narra a la viuda la vida que llevó con su
esposo, un hombre bueno y aburrido, en contraste
con la que pudo haber llevado con otro individuo,
simpático y atento, que la quería.

Comentario:
Una de las comedias más importantes del cine
español de los años cuarenta. Conoció una segunda
versión, “Una mujer bajo la lluvia”, dirigida por
Gerardo Vera
en 1991.

Cita:
“Allá por el año 1944 se me ocurrió de repente un
argumento. Era “la vida en un hilo”. Siempre me ha
preocupado la influencia decisiva que tiene la
casualidad en nuestras vidas, en cómo cambia el
curso de éstas el hecho fortuito de mirar a la derecha
en vez de mirar a la izquierda al cruzar una calle, el
retrasarse en dos minutos al ir a un sitio, cualquier
circunstancia imprevista que le haga a uno conocer o
no conocer a una persona. En fin, una variante sobre
las pequeñas causas y los grandes efectos”. (Edgar
Neville en “Teatro”. Editorial Biblioteca Nueva. Madrid,
1955).
“Supone la asunción – no mecánica, sino matizada y
españolizada, en el mejor sentido – de la gran
comedia americana, la crítica de una sociedad sin
mensajes obvios, sin tesis machaconas, sin ese
compromiso a flor de piel que caracteriza el peor cine,
el llamado, entre comillas, cine social” (Carlos y David
Pérez Merinero en “Cine español: algunos materiales
para el derribo”, Ed. Cuadernos para el diálogo, 1973).
“Se trata de una alta comedia sobre el tema del azar,
con una ingeniosa estructura narrativa, en la que se
combinan el presente, el pasado real y el pasado que
pudo ser y no fue. Otra de sus virtudes consiste en
alinearse decididamente contra la hipocresía y el
aburrimiento, que según la película llevan a la muerte
por pulmonía doble”. (Fernando Méndez-Leite en
“Historia del cine español en 100 películas”. Guía del
Ocio. Madrid, 1975).
“Una de las obras fundamentales de Edgar Neville es
“La vida en un hilo”. Cuenta la historia de lo que fue y
de lo que pudo ser a causa de una mala jugada del
destino que, en contra de lo que suponemos, nunca
se nos presenta de forma trascendental, sino oculto
bajo el juego casi imperceptible de las circunstancias.
Lejos de filosofar a la manera de no pocos grandes
maestros de la comedia cinematográfica, Edgar
Neville hace y deshace el enredo de su película cara al
público, con la elegancia de un poeta y con la
sabiduría de un malabarista. “La vida en un hilo” es,
en su género, una obra excepcional”. (Emilio Sanz de
Soto en “Cine español 1896-1983”. Dirección General
de Cinematografía. Madrid, 1984).
“Frente al habitual pintoresquismo de otras de sus más
celebradas producciones donde se hace eco de un
apasionado costumbrismo, próximo al más puro
sainete, con “La vida en un hilo”, Neville se aproxima a
las circunstancias, fastuosidades y miserias del
momento en un claro intento por hacer suyo un nuevo
estilo de narraciones populares y castizas. En cierto
modo, sin dejar de ser algo así como un sainete
encubierto y modernizado, la película tiende a situarse
en el género de la alta comedia al que Neville llega
pleno de sutileza e ingenio (…) Logra el realizador una
obra hábilmente resuelta, en la que se contienen los
elementos esenciales que dan consistencia al
género. Es decir, el triángulo amoroso, el enredo de
situaciones, las acciones casuales, el entorno no
exento de sobrio refinamiento, etc. Pero a un mismo
tiempo, el film alcanza una dimensión crítica de
extraordinaria significación social”. (Enrique C. García
Fernández en “Historia ilustrada del cine español”.
Editorial Planeta. Barcelona, 1985).

Premios:
1945; Círculo de Escritores Cinematográficos,  Mejor
Guión, Edgar Neville

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: